30

agosto

Bebe y chupete

CON o SIN chupete?

El chupete es un elemento clave en la vida del bebé. Muchos padres se sienten culpables cuando tienen que empezar a usarlo, pero llega un momento en el que no se contempla otra opción si tienes a tu bebé llorando y chillando en determinadas situaciones como una cena en un restaurante, lugares públicos en los que hay mucha gente, o simplemente en casa cuando escuchar el llanto desconsolado se vuelve insoportable.

Los bebés nacen con el instinto de succionar y el uso del chupete funciona realmente. Cuando son tan pequeños e incapaces de transmitir lo que les pasa, su primera reacción ante un chupete, biberón, dedo, o cualquier cosa que pase cerca de su boca, será chuparlo. Aunque ésto es un arma de doble filo ya que esa costumbre puede tornar en dependencia hacia ese elemento, y ésto puede causar ciertos problemas. De hecho, los expertos aseguran que el uso del chupete no debería prolongarse durante más de dos años.

A continuación enumeramos algunas razones por las que evitar el chupete a partir de esa edad:

1. Interrupciones durante el sueño del bebé

Si tu bebé usa el chupete para dormirse y lo pierde durante la noche, es probable que se despierte y no vuelva a dormir hasta que lo tenga otra vez en su boca. En ocasiones llorará para que los padres le ayuden, y aún sin hacer éso, el niño puede quedar despierto porque se desvele del todo al no encontrarlo.  Esa dependencia del chupete a menudo lleva a un sueño interrumpido y, por tanto, el niño puede parecer cansado y de mal humor durante el día.

2. Problemas en los dientes

Los dentistas recomiendan dejar de usar completamente el chupete a los 4 años, aunque su uso debería ser muy comedido ya desde los dos años. El motivo es que, una vez que tu pequeño pierde sus dientes de leche, los dientes adultos pueden verse afectados por utilizar un chupete y padecer sobre-mordida y mordida cruzada, dando lugar a problemas de masticación y habla, además de no ser estéticos.

3. Infecciones de oído y el habla

Los niños que usan mucho el chupete son más propensos a paceder infecciones de oído. Además, cuando tienen un año más o menos, comienza el desarrollo del habla, la práctica con los sonidos y palabras, etc. Si constantemente tienen un chupete en la boca, podrían dejar de intentar comunicarse a través del habla.

Y es aquí cuando se nos plantea la pregunta… ¿Cómo hacer que un niño deje el chupete?

Aunque algunos niños lo hacen por si mismos, son muchos los que dan bastante guerra a la hora de desprenderse del que ha sido su ‘compañero’ desde que nació.

Puedes crear pautas de tiempo y decirle que el chupete sólo se puede usar ciertos días. Que cuando sales de casa, se va a quedar allí esperándolo. El paso siguiente sería decirle que tiene ciertos momentos al día en los que lo puede usar.  De esta forma irá desvinculándose de él y cuando te des cuenta, habrá dejado de necesitarlo.

De todas formas, debes estar prepara@ para los momentos de llanto. Es un momento difícil para todos los niños, pero no debes ceder. Recuerda que puede traer problemas a largo plazo y que, al final, si tienes un poco de paciencia, la mayoría de los niños lo superan en un par de días.