13

agosto

alimentacion durante lactancia

Qué debo comer durante la lactancia

Ésta es una duda muy frecuente cuando madre está amamantando a su bebé. Su cuerpo necesita los nutrientes necesarios para que éste tenga unbuen desarrollo, y para ello deberá seguir una dieta sana y equilibrada que influya positivamente en su producción de leche materna. Es importante recalcar que no debemos obsesionarnos por seguir dietas extremas, ya que la pérdida de peso implica un descenso en la producción de leche. La cantidad de calorías que debe ingerir una mujer en periodo de lactancia es casi la misma que en una mujer no lactante, por lo que comer de más no hará que tengas más leche, aunque la variedad de nutrientes que ingieras alterará la calidad de esa leche. No debes seguir una dieta específica, aunque sí que hay recomendaciones entorno a ciertos alimentos.

Alimentos recomendables

  1. Cereales y arroz integral. Aportará las calorías necesarias para producir leche.
  2. Huevo. Fortalece tus huesos y ayudará a desarrollar los de tu bebé gracias a la vitamina D que contiene
  3. Pescado azul: Ideal para la evolución del sistema nervioso de tu bebé y para prevenir la depresión posparto ya que te ayudará a tener mejor ánimo.
  4. Verduras verdes como espinacas, acelgas y brócoli: Aportan calcio, hierro y vitaminas A y C.
  5. Naranjas: Son una gran fuente de vitamina C al igual que otro tipo de cítricos, aunque pueden tener un efecto laxante si se consumen en exceso.
  6. Lácteos. Si no eres intolerante a la lactosa, puedes obtener calcio y fósforo a través de la leche, el queso y el yogur.
  7. Suplementos de yodo
  8. Agua: Habrá que tomar los dos litros al día recomendados. Dar el pecho suele producir sed, especialmente al inicio de la lactancia, por lo que en cada toma puedes tener cerca un vaso de agua para eliminar la sensación de sequedad. Puedes tomar también tés e infusiones sin teína, caldos de verduras y bebidas vegetales como la leche de almendras o de soja.

Como véis, durante la lactancia debemos ser lo más respetuosas posible con los nutrientes que ingerimos. Y aunque no es cierto que haya alimentos prohibidos, sí que hay alimentos de no beneficien demasiado a tu bebé y por ello deberemos evitar en la medida de lo posible su consumo.

Alimentos no beneficiosos

  1. Alcohol: Éste pasa en pocos minutos a la leche materna y se ha demostrado que puede ser perjudicial para el desarrollo del cerebro del bebé. El Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría aconseja no beber alcohol durante los primeros tres meses de la lactancia y, una vez transcurridos, se podrá beber cantidades muy pequeñas alejándolas de las tomas todo lo posible.
  2. Azúcar, dulces, aperitivos salados o refrescos azucarados. Pueden empeorar la salud del bebé y producir exceso de estimulación.
  3. Cebolla, puerro, espárragos, ajo, alcachofa, cítricos, queso azul y coliflor. Este tipo de alimentos puede alterar y cambiar el sabor de la leche y provocar el rechazo del bebé en tomarla, aunque si forman parte de tu dieta habitual se acostumbrará a ellos y no habrá problema. Solo si los tomas muy de vez en cuando puedes notar que tu bebé ese día rechaza la comida.
  4. Coles, legumbres, guisantes, alubias, garbanzos, brócoli: Conviene tener cuidado con ellos por generar flatulencia y dificultar la digestión del bebé causándole gases y cólicos debido a su sistema digestivo inmaduro. No obstante, no debes eliminarlos por completo de tu dieta ya que son muy nutritivos.
  5. Café: El bebé metaboliza la cafeína muy lentamente y si la madre consume una gran cantidad, ésta se acumulará en el organismo del pequeño. La cafeína aparece en la leche materna a la hora de haberla ingerido, y ésto puede producir en el bebé síntomas como insomnio, nerviosismo e irritabilidad.
  6. Picante: La pimienta u otro alimento picante hace que los bebés sean más propensos a sufrir cólicos. Aunque por otro lado, consumido con moderación, puede hacer que el bebé se acostumbre a ellos como sucede en algunos países en lo que estos alimentos están muy presentes.